«Las calles de los barrios pobres o de las grandes ciudades son, sobre todo, un teatro y un campo de batalla. Allí, inconsciente e inadvertido, todo ser humano es un poeta, un enmascarado, un guerrero, un bailarín: y en su ingenio inocente se protege, contra el tumulto de la calle, con una imagen de la existencia humana” In the Street. 

Helen Levitt

Esta cita, que en buena medida resumen la intencionalidad de la mirada de Helen Levitt, se muestra al comienzo del trabajo cinematográfico In the Street, una recopilación de imágenes tomadas por ella y Janice Loeb, durante aproximadamente dos años por la calles de los barrios populares de Nueva York.

Este trabajo, muestra en apenas 15 minutos lo que había sido la vida de Levitt, nacida en Brooklyn, en el barrio llamado Bensonhurs en 1913, hija de padre lituano,  y que “salvo un viaje a México” nunca salió de Nueva York, ciudad en la que murió en el año 2009, siendo reconocida como “fotógrafa de fotógrafos”. 

Vocación artística

Según explica a Adam Gopni en una entrevista concedida a The New Yorker en el año 2001, a los 16 años se mudaron de barrio y fue cuando empezó a interesarse por la fotografía: “Quería ser fotógrafa porque quería ser artista y no podía dibujar. Empecé a tomar fotografías de negros y barrios populares. Los encontré extremadamente exóticos. El siguiente paso fue interesarme por fotografiar a la clase trabajadora, por mostrar sus condiciones de vida”.

Este interés por la fotografía documental coincidía con el auge de este área de la fotografía que se estaba dando en todo el país a consecuencia de la Gran Depresión, y que se refleja en el nacimiento de la Workers Film and Photo League, una cooperativa de fotógrafos y cineastas para ayudar al cambio social, pero también en el trabajo que se realizaba a través de la FSA, y que hemos analizado en la figura de Dorothea Lange.

Surrealismo y Cartier-Bresson

Sin embargo, este interés por el documentalismo decae cuando tiene lugar un encuentro que cambiará la vocación de Levitt para siempre, tal y como ella misma relata en la mayoría de las entrevistas que concedió a lo largo de su vida: “Cuando vi las fotografías de Cartier-Bresson me di cuenta de que la fotografía podía ser arte, aquello me  volvió ambiciosa y quise hacer algo parecido”.

Sobre la obra de Cartier-Bresson, del que sería amiga durante mucho años, confesaría a Gopni años después: “El nos enseñó que usar la cámara para mostrar condiciones de vida era una opción limitada. Así que empecé a fotografiar personas”.

Imágenes de niños jugando, la mirada de Levitt

Todo se acelera en esos años en la construcción de la mirada de Levitt. Una vez que asume su concepción filosófica acerca de la fotografía: “La estética ya está ahí en la realidad”, y de los motivos por los que se adentra en la misma, vinculados al surrealismo, algo que comparte con Bresson, circulan por su objetivo algunas de las imágenes que la volverán eterna, los instantes inmortalizados por su cámara de los niños jugando en los barrios de East Harlem y Lower East Side.

Sobre aquellas instantáneas y su trabajo Levitt afirmaría: «Era un barrio muy bueno para tomar fotografías en esos días, porque eso era antes de la televisión».  Y continúa: ”Pasaban muchas cosas, las personas mayores a veces se sentaban en los escalones debido al calor. No tenían aire acondicionado. Fue, no lo olvides, a finales de los años 30”. Entonces esos vecindarios fueron muy activos “.

Más sobre Helen Levitt

Encontrarás la Biografía Completa, con vídeos y una muestra de su obra junto con una mayor bibliografía, en el material adicional que se incluye al matricularte en el Taller Online de Fotografía Vivir Mirando:

Bibliografía

Entrevista concedida a Sybil Miller «A Brief Chat with Helen Levitt and Some Other Things» publicada en la revista photo-eye en 2008.

https://www.photoeye.com/magazine/features/2008/09_11_Helen_Levitt_pt1/01.cfm

Entrevista concedida a Adam Gopni Ciudad improvisada publicada en Newyorker en 2001

https://www.newyorker.com/magazine/2001/11/19/improvised-city

Trabajos cinematográficos

«In the Street» by Helen Levitt. 1948 

Deja un comentario