Larry Sultan. Picture from Home

“Hay un proceso de descubrimiento. Parte de ese proceso es una pregunta formal, ¿cómo debería verse una imagen? ¿O cómo se ve una imagen? ¿Qué es interesante? A veces cuando las tomamos no parecen buenas imágenes son torpes o maravillosamente simples, y explotan un poco más tarde. Su tiempo de liberación, su detonación no es necesariamente tan inmediato”

Larry Sultan

Esta reflexión nos sitúa en el epicentro del trabajo de Larry Sultan, fotógrafo nacido en Nueva York en 1946, pero que pasó prácticamente toda su vida en California, donde se trasladaría junto a sus padres cuando era un niño. 

Nos muestra la visión intimista, y a la vez conceptual que tenía de la fotografía. Para Sultan, en sus propias palabras, las imágenes “trabajan en ti, aunque parte de lo que espero estar haciendo como artista no es solo descubrir cosas para mí, sino también para otras personas”. 

Entre el ruido y la música, la banalidad y el teatro

Con estas palabras, nos relata un proceso de maduración, en la que la imagen se va mostrando al autor y así misma poco a poco. Se va construyendo a lo largo del tiempo, bien pudieran ser años, bien segundos, ese tiempo no está definido, y que finalmente, aparecen, se nos muestran tanto a la persona que ha realizado la fotografía como a los futuros o presentes receptores. 

Ahí reside la magia de la fotografía para Larry Sultan, “entre el ruido y la música, entre la banalidad y el drama o el teatro, encontrando un marco para lo mundano, lo ordinario, lo cotidiano, de eso se trata mi trabajo, hasta cierto punto, es realmente emocionante cuando permanece en ese lugar ambiguo donde todavía no parece arte”.

 ¿Ha habido alguna vez un fotógrafo que escriba mejor que Sultan? Alec Soth

La emoción trasmitida a través de la palabra que acompaña al texto, que le aporta un significado esencial, que lo vincula con nuestras emociones y con la propia emoción del autor (Pictures from Home.1992) o la ausencia de ella (Evidence.1977). Esa es, a nuestro juicio el elemento fundamental que resume la paradoja del trabajo de este grandísimo autor que se movía como pez en el agua entre la experimentación conceptual, la ficción, y la fotografía documental. Nos quedaremos con esta idea, a la que volveremos dentro de poco. 

A partir de ella, lo que sí queremos destacar es la intencionalidad del autor. Es Sultan, -y añadiríamos- es el fotógrafo, quien decide qué estrategia desea utilizar. Todo ello, en sus propias palabras con un objetivo: “siempre he querido retratar la vida tan complicada como realmente es”, y prosigue, lo que pretendo “no es mostrar la parte trágica, no quiero hacer fotos tristes, pero sí complicadas”.

Evidence vs Pictures from Home

En 1977, Sultan junto al fotógrafo Mike Mandel publicaría el libro Evidence, que conmocionó al mundo de la fotografía. En este trabajo, tal y como nos cuentan en el reportaje publicado en Art Book, Sandra Phillips y Robert Forth: “Sultan y Mandel examinaron miles de fotografías en los archivos de Bechtel Corporation, el Departamento de Policía de Los Ángeles, los Laboratorios de Propulsión a Chorro, el Departamento del Interior de EEUU e instituciones técnicas. Buscaban fotografías que se hicieran y se usaran como documentos transparentes e instrumentos puramente objetivos, como prueba, en resumen”. 

De entre todas ellas, seleccionaron 59, que finalmente serían la que compondrían el libro que, nada más ver la luz, ya se consideraba un “clásico y un ejemplo fundamental de fotografía conceptual”. Estas fotografías fueron publicadas sin ningún título, vean la paradoja que ya indicamos al principio cuando comparábamos este trabajo con el que realizaría años después en Picture from Home. 

Mientras que en Picture From Home, según afirma Charlotte Cotton “Larry Sultan creó una dinámica brillante y sin precedentes entre sus fotografías, palabras y edición del archivo de películas cinematográficas y fotos familiares de sus padres”, en Evidence, tal y como nos cuenta la primera crónica del crítico Kenneth Baker de The San Francisco Chronicle escribió “no tenemos ningún cálculo (apoyo) para desentrañar las relaciones entre lo que muestra una imagen y lo que explica”.

The Valley y Homeland

El siguiente hito en su carrera fue The Valley, en el que se centró en fotografiar casas aparentemente normales del Valle de San Fernando, en las que, cuando nos acercamos descubrimos que servían de rodajes de películas pornográficas. 

El último trabajo en el que se embarcó Sultan antes de su fallecimiento fue Homeland. En él, durante dos años “estuvo contratando jornaleros como actores y sujetos en las fotografías de paisajes que toma en las afueras de los suburbios”. Son los protagonistas de “los espacios marginales y las zonas de transición invisibles para la mayoría de nosotros”.

Fallecimiento

Poco después, moriría. Como lo harían sus padres a los que no quería dejar marchar, al poco tiempo de publicar Picture from Home. Como lo haremos todos algún día. En el caso de Sultan, seguramente, viendo pasar algunas de las imágenes que creó a lo largo de su vida, que hicieron y hacen su carrera imprescindible. 

Nos atreveríamos a imaginar, que justo en el momento en el que decía adiós a su mujer Katherine, una de esas imágenes que había construido, que se construía sola, macerando entre su lente, su ojo y su imaginación, detonaba para que Sultan se despidiera de esta vida como la vivió, creando imágenes, siempre entre la ficción y lo documental, entre la palabra y la ausencia de ella. Al fin… entre el ser, y el dejar de ser. 

Puedes encontrar más información y una bibliografía ampliada entre los materiales adicionales del taller La estética del afecto:

Bibliografía

Página oficial

http://larrysultan.com/

Reportajes

Larry Sultan, fotógrafo de California, muere a los 63 años por Randy Kennedy el 14 de diciembre de 2009 en https://www.nytimes.com/2009/12/14/arts/14sultan.html 

Feliz cumpleaños, Larry Sultan por Suzanne Shahee el 13 de julio de 2012 en https://www.newyorker.com/culture/photo-booth/happy-birthday-larry-sultan 

Larry Sultan y Mike Mandel: evidencia de Sandra Phillips y Robert Forth en https://www.artbook.com/9781942884149.html 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: