Un fotógrafo cotizado por los bolsillos más desahogados, una amplia faltriquera y una patata. Esos ingredientes, que debemos espolvorear con un generoso chorro de esnobismo, nos aseguran una de las historias más increíbles de los últimos años en el mundo de la fotografía: la historia de la patata del millón de dólares. ¡Pasen y vean!

Kevin Abosch es el fotógrafo más cotizado en Sillicon Valley. Cuentan los mentideros de las grandes tecnológicas que albergan el prestigioso valle californiano, que si buscas en Google con tu iPhone última generación: Cómo ser alguien en estos mundos de amazonas y caralibros, la primera entrada te dice que debes ser retratado bajo el fondo negro y la luz simple de este irlandés, que se define en su web como “artista conceptual que aborda en su trabajo, la naturaleza de la identidad y el valor planteando preguntas ontológicas y respondiendo a dilemas sociológicos”.

El Gran Golpe

Tan humilde definición se abona con un caché que oscila, según los medios de comunicación que incluimos en la bibliografía, entre 135 y 465.000 dólares el retrato. Lo buscamos en su web, y como habíamos imaginado, no hay ni rastro de tales emolumentos.

Sólo una forma de contacto: info (at) kevinabosch (dot com) Ya se sabe, arte conceptual. Y entre las obras fotográficas que ha expuesto a lo largo y ancho del mundo, la otra protagonista de este relato: la patata. Más exactamente Potato #345 (2010).

Tenemos así dos de los ingredientes necesarios. Vayamos ahora a por el tercero. Hemos dicho que un retrato del bueno de Kevin y su fondo negro se cotiza casi a medio millón del ala, quién se lo iba a decir a Dorothea Lange hace casi un siglo cuando hacía lo mismo en un lugar parecido.

El protagonista

Ante su cámara han desfilado algunas de las figuras de más glamour de la historia del cine y la música. Johnny Depp, Yoko Ono o Gabriel Byrne lo hicieron, y como las grandes supernovas que son, su capacidad de atracción es tan grande, que no hay planeta, por fértil que sea, que se resista a sentarse en el lugar en el que esas estrellas se sentaron, para ser fotografiado por quien las fotografió.

Retrato de Yoko Ono por Kevin Abosch

Así se consigue un caché en Hollywood, pero eso no te asegura el éxito de Potato #345. Para que eso pueda suceder, necesitas un golpe de suerte. Aunque para personajes como Abosch, como para Gondorff y Hooker en el Gran Golpe, la suerte hay que crearla.

La víctima y los ganchos

Kevin sólo necesitó una gran fiesta. Un millonario nacido en las entrañas superficiales de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (anónimo lo llaman los medios para protegerlo de las risotadas del pueblo que no tardaría en gritar que el rey está desnudo), y un gancho.

No hubo uno, prácticamente todas las personas invitadas a esa fiesta, la créme de la créme de Hollywood y Sillicon Valley aportando el generoso chorrito de esnobismo que decíamos en la entradilla. Con todo ello listo, y nuestra querida Potato #345 expuesta en un lugar preferencial, comenzaba el juego.

Comienza el juego

Seguramente se formarían corrillos alrededor de la obra. Chismorreos que atraían consciente e inconscientemente a la víctima, para abrirle su apetito, y sus ansias de mostrar su poder y desahogo. Casi seguro que alguien dejaría caer, algo así cómo: Esa obra no tiene precio. Me atrapa la patata.

Más aún, que después comenzarían las especulaciones sobre su precio. Subidas y resubidas, como una buena partida de póker. Hasta que la obsesión fuera tal, el quemazón del amigo anónimo tan cercana al éxtasis, que alcanza su cúspide con tan sólo unas palabras de Kevin: – Sólo la vendería por un millón de euros.

Tras el All in que resuena en la habitación y los oídos de todos los asistentes, la sonrisa del que se sabía vencedor antes de picar el anzuelo. Efímero orgasmo para el ego de anónimo justo en el instante en el que Abosch contenía su euforia y decía: – Vendido… En realidad había sido tan fácil.

Bibliografía:

https://kevinabosch.com

https://www.latercera.com/noticia/la-historia-de-la-imagen-de-una-papa-que-costo-1-millon-de-euros/

https://es.gizmodo.com/esta-fotografia-de-una-patata-se-ha-vendido-por-un-mill-1754460489

https://novo.lavozdegalicia.es/noticia/insolito/2016/01/27/patata-millon-dolares/00031453892775565261449.htm

https://verne.elpais.com/verne/2016/01/29/articulo/1454080030_470685.html

Comentarios ( 2 )

  • Leo Cal

    Vaya palo pegó el colega!

    • jajajaja sí Leo, aunque a veces no es tan fácil, tienes que tener un amigo que tengan un millón de dólares el cash…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: